lunes, 23 de febrero de 2009

CARNAVALES TODO EL AÑO.

Hace poco más de tres años,concretamente el 20 de agosto de 2005(dos días después de mi cumpleaños),mi hermana quiso darme la enorme sorpresa de celebrarlo en un restaurante temático.Como es bien sabida mi gran afición por la egiptología,quiso hacerlo en"El templo de las tinieblas"en el cual se recreaba el despertar de una momia;para su decepción no había mesas y entonces reservó para"El castillo de las tinieblas"(de los mismos dueños y sito en Castelldefels-BCN),que hace cenas-espectáculo de terror.
A la llegada nos recibió un personaje muy peculiar:un monje zombie de lentillas blancas que la verdad imponía un poco.Subimos por unas escaleras donde nos esperaba una niña muerta muy mona con su muñequita en el regazo que nos regaló un profundo alarido de bienvenida.Al final de aquella escalera había una especie de mesón atendido por otro monje aún más muerto que el de la entrada(ver foto);en dicho mesón rezaba la inscripción"La taberna de Satán"cuyas bebidas tenían nombres tan interesantes como fuego del infierno,chupitos infernales...,ya podréis imaginar como eran.Me senté al lado de La Taberna en una silla de madera oscura de respaldo alto y torneada de terciopelo rojo para ver mejor el espectáculo previo a la cena,mientras los actores del Castillo iban arrastrándose por los suelos ocultándose entre la neblina y asustando a los asistentes.Me encantaba incordiar al mesonero cambiándole las cosas de sitio,a lo que él respondía con gruñidos de desaprobación.Entonces pasó por delante de mí una pareja jovencita:ella iba aterrorizada y agarraba a su chico por detrás intentando protegerse,se acercaron a donde estaba yo esperando que en cualquier momento saltase y les asustase,a lo que mi hermana les dijo:"Ésta no hace ná,ya viene así de casa".La chica entonces respiró aliviada y nos echamos a reír.Para la gente que ya me conoce sabe de mis pintas gótico-siniestras:piel pálida,maquillaje oscuro,labios y uñas pintadas de negro y estética como salida de un castillo medieval,vamos,una aparición fantasmagórica.Es verdad que a veces se hace realidad esa frase que dice que en Carnaval no nos hace falta disfrazarnos pues con ponernos la goma de la máscara nos vale,pues ya vamos disfrazados todo el año.
Cuando ya habían llegado todos los invitados,un caballero medieval nos avisó que fuéramos bajando al salón principal para degustar la cena.Ésta fue servida por soldados del medievo a los cuales costaba diferenciar entre sí por ir todos caracterizados igual,a la vez que los actores recreaban escenas de películas de terror,como podréis apreciar en el vídeo del final.En mi opinión podrían haberse esmerado más en la caracterización de Michael Myers,el protagonista de"Halloween",que dejaba mucho que desear a pesar de lo sencilla que resulta,sin embargo,el resto estaban geniales.Ni siquiera en el cuarto de baño estábamos a salvo del asalto de los muertos vivientes;ahí podéis ver como una difunta novia irrumpe en el baño de las"Doncellas"y tras haber tocado a la puerta,la abrías y...¡ZAS!...,susto al canto.Al finalizar la cena a un amigo y a mí nos obsequiaron con una tarta con tumbas de chocolate,chupitos de granadina y un pergamino en el que nos felicitaban usando una prosa con regusto decadente y espeluznante.Si os apetece celebrar cualquier evento de una manera diferente,excitante y terrorífica,no dudéis en visitarlo porque os lo pasaréis de muerte.Realmente merece la pena. video

No hay comentarios: